Pacorro

Madrid 11-12 de marzo. (M-11/12-M)

Al alba, y en ti despierto.

Al alba, cuanto te quiero, te quiero.

Al alba, en tu tostada...

Al alba, la dulce untada de tu mirada.

Al alba, por dos caminos...

Al alba, tu amor y el mío, el mío.

Al alba, en dos estaciones...

Al alba, dos corazones, sus ilusiones.

 

Después el día, pega un crujido.

El día, da un estallido, un estallido.

El día, reza mi alma...

El día, que este en la casa, de vuelta a casa.

El día, solo me ayuda...

El día, sembrando dudas, ¡la duda! 

 

Después la tarde, por su ventana...

La tarde, muestra la sangre, sangre temprana.

La tarde, quiebra mi vida...

La tarde, que me aniquila, ¡que me aniquila!

La tarde, no deja dudas...

La tarde, es amargura, ¡¡todo amargura!!.

 

Luego la noche, sin un mañana.

La noche, sin su mirada, sin su tostada.

La noche, la herida extrema.

La noche, su frío quema, ¡me quema!

La noche, y miro al espejo...

La noche, para escapar, ¡¡para irme, irme, irme, irme lejos!!

Para irme lejos.

La noche, para escapar. ¡¡Para irme, irme, irme, irme lejos!!

Sentir tu roce...

La noche, qué yo sin ti, también ¡¡¡morí, morí, morí

del once al doce!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.