kefma-2

EL ALMENDRO

 

ARRECIA EL VIENTO HELADO, POR LA CAMPIÑA DESIERTA

Y A SU PASO SE DESPIERTA, ESA SOMBRA, JUNTO AL RÍO,

DE ESE ALMENDRO QUE AÚN TARDÍO, EN LA CÚSPIDE SE ENCUENTRA,

MOVIDO COMO UN COMETA, BUSCANDO EL SOL DEL ESTÍO

 

 

CON SUS RAMAS COQUETEA, FORMANDO TENUES SILUETAS,

IMITANDO A MARIONETAS, POR FINOS HILOS MOVIDAS,

ARROGANTES, CONVENCIDAS DE SER HERMOSAS Y HERGUÍDAS,

SER CRÉPÚSCULO EN LA SOMBRA Y SOL CUANDO LLEGA EL DÍA

 

 

TENAZ, SEDIENTO DE GLORIA, ALTIVO Y MUY ATREVIDO,

CON SU DESDÉN RESENTIDO Y SUS PLIEGUES DESHOJADOS,

CON SUS AROMAS TALADOS, DEL FUERTE VIBRAR DEL RÍO,

CON SUS TALLOS NO NACIDOS, PÈRO ABSORVÍENDO EL ROCÍO

 

 

DANDO RESGUARDO A LOS LIRIOS, POR TINIEBLAS RECUBIERTOS,

DANDO SOMBRA, A ESOS DESPIERTOS, GRANOS DE LA TIERRA VIVA,

QUE CON LA MIRADA ALTIVA, PIDIENDO PIEDAD PARECEN,

Y QUE QUIETOS ENLOQUECEN Y QUE NADA LOS MOTIVA

 

 

Y LLEGA LA PRIMAVERA Y LUCE SUS BLANCAS FLORES

Y CON ELLA LOS AMORES SE DESPIERTAN A SU VERA,

AROMATIZANDO AL AIRE QUE CRUZA POR LA PRADERA

Y A LOS JAZMINES Y ROSAS QUE NACEN EN LA RIBERA

 

Y PARECE UN COPO BLANCO, COMO SI DE NIEVE FUERA

Y NADIE QUERER NACIERA, JUNTO A SU ESBELTA FIGURA,

PUES PARECE CRIATURA, QUE DEL CIELO AQUÍ VINIERA,

PARA LUCIR SU BELLEZA Y BANDERA NUESTRA FUERA

 

 

Y ASÍ, CON AIRES DE GLORÍA, DANDO AL VIENTO SU BELLEZA,

NOS ENSEÑA LA NOBLEZA, QUE ES RECIBIR CON EUFORIA,

LAS ENVESTIDAS DEL TIEMPO Y CONSERVAR LA MEMORIA,

PARA ENSEÑAR A LA HISTORIA, LAS GRANDEZAS DEL MOMENTO

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.