Je Maria

no dijimos adiós.

No dijimos adiós

Y no fue necesario

Adiós dijo la llama

Adiós dijo la lágrima caída

Cansada

Perturbada

Obligada a pensar en otras cosas

Y ya no en ti,

porque dolía.

No dijimos adiós,

y no fue necesario

No siguió brotando el capullo

Ni floreciendo los verdes

Marchitaron por si solos

Al ver como marchabas

No dijimos adiós

Y no fue necesario

Porque desde hace mucho que no estabas

Y sabia

Sabia que no volverías

Porque tu espacio no esta aquí

Quisimos contrariar al tiempo

Pero terminamos dándole el gusto a la vida

De que no hay amor verdadero

De que pronto acabaría

Y a pesar que no fue poco

Yo bastante te quería

Y no fue necesario

Tu necesitas volar

Y yo acostumbrarme al llanto.

 

  1. J. Benevola Marzo. 2016


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.