Nabetse

Recuerdos en el horizonte

 

Encontramos en la vida un poco de humor sin sentido,

Una sonrisa que nos toma cuando estamos a punto de golpearnos

Guiándonos a una esquina del mundo a meditar,

Una felicidad silenciosa, tal vez de pocas palabras… 

  

Es creadora de las maravillas en el mundo, 

Es su herencia cada inspiración hecha letra,

Por testigos son todos los humanos que en la historia marcaron leyenda

Siendo hijos de una Dulcinea,

Una mujer siempre asechada por su belleza y cálida presencia

 

Es la sombra que levanta miradas con su sensualidad,

Inspirando angustia, envidia y pasión

Con cada paso que nos hace levitar en la imaginación

Nos vuelven seres tontos sin una pizca de razón…

 

 

El amor es locuaz en sus recuerdos de más afecto

Por eso cada lágrima la guardas bajo presión

Evitando así que sintamos tu dolor.

 

Sera tu presencia cálida y tu firme mirada quien

Siempre querrá los demonios mal encaminados

Perdidos sin haber conocido la pasión del dulce pecado

Encarnados en besos, caricias y emociones despistadas…

 

 

Es inevitable…

Atrayente, inspiradora, con coquetería elegante,

Son las mujeres la fuente de nuestro pasado estimado

Quererlas y protegerlas es la misión por ser en el mundo lo más preciado.

 

Feliz día de la mujer a todas aquellas fuentes de inspiración que coparon el mundo de paz y amor.

Comentarios1

  • nelida moni

    Gracias un hermoso poema
    y un grato saludo
    NĂ©lida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.