Condorcanqui

CAUHTEMOC

 

GIRA LA GALAXIA…

DE LOS CICLOS, ES LA NOCHE.

 

AL CASTIGO CONSUMADO

YACE SU CARNE QUEMADA

SOBRE LA ROCA GRANITICA.

 

JIRONES DE SU PIEL

TRAZAN UN MAPA ASTRAL,

EL CAMINO DEL GUERRERO.

 

NACEN EN SU ESPALDA

ALAS DEL SAGRADO QUETZAL.

EN SUS AMPUTADOS PIES

CRECEN GARRAS DE JAGUAR.

 

MAJESTUOSO HIJO DEL MAÍZ,

COMO LA TIERRA MISMA

ARDE EN SU PROFUNDA RAÌZ

EL FUEGO DE LA ESTRELLA.

 

TIENE LOS DOS CORAZONES,

EL TUYO Y EL MÍO

TIENE LOS DOS LUCEROS

Y  EN LOS OJOS SU BRILLO.

 

UN DÍA LIBRE Y DIGNO

CAUHTEMOC REGRESARÁ.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.