Antonela Chiussi

Contra-dicciones.

Es verdad (y es mentira). Es un sí y un no. A veces por momentos y otras al mismo tiempo. Quiero y no quiero. Deseo, pero no. El cuerpo avanza y la mente retrocede, y avanza la mente y retrocede el cuerpo.

En la boca del estómago. Ese dolor. Fuerzas contrarias que pujan desde los extremos del cuerpo y se encuentran torpemente ahí. Fusionadas de prejuicios y libertades, de sexo y razón, deseo y miedo.

El discurso permanece  texto. Bello, de ideales, desprejuiciado. Pero congelado en palabras, pensamientos, imágenes a lo sumo. No hay acción, no hay cuerpo. La moral (jueza perfecta y suprema) aparece reluciente, señalandome el camino del deber.

Y todo se confunde.

 

Comentarios1

  • benchy43

    ¡Opaa! Esto es interesante, che. Y muy bien escrito para colmo.

    Cariños y mis felicitaciones, Antonela.

    Ruben (de Tandil).

    • Antonela Chiussi

      Epa... Pero Muchas Gracias, de verdad.

      Abrazo!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.