angelillo201

Quien tiene un tesoro tiene una amiga, izquierda anticapitalista.



Quien tiene un tesoro tiene una amiga, izquierda anticapitalista.

 

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=5592

Quien tiene un tesoro tiene una amiga, por este motivo la izquierda anticapitalista no tiene amigas y si muchas simpatías.

Hoy 8 de marzo al salir de casa para reclamar los ocho euros que me debe Claudia, una chica miserable que conocí en la cruz roja que acaba de perder su novio y estaba desamparada,  y a la que presté cuando cobre mi cheque de los servicios sociales, ocho euros, a cambio de que me lo devolviera cuando ella cobrara, cosa que por la fecha se debe haber producido . siéndome del todo necesario para comer este día, la busco.  mientras camino pensando en Claudia he notado que las calles están más animadas que otros días.

En la dirección que me dio al llamar nadie ha contestado. EL lugar parece una autentica cueva de zorras. Varias chonis semidesnudas  han bajado cantando a pelo al portal dejando ver una escalera oscura y estrecha.  Los perros de presa que les acompañaban hacían tertulia sobre romperle la cabeza a una de ellas si volvía a llamar con el teléfono.

Aburrido sin saber donde ir he acudido a la biblioteca.

 

Modelos frías que aseguran ser felices con una buena tarjeta  de crédito, música para bailar, un foco que las ilumine y un teléfono móvil con el que hacerse fotos para que miles de ojos tengan el placer de observarlas mientras vende una cabra ,  han dejado paso a retratos gravados de mujeres de principios de siglo. mujeres trabajadoras  con rostros severo y el cabello cubierto por un paño negro  cuelgan pinchadas por alfileres a la entrada de la biblioteca junto  con carteles reivindicativos donde se explica la genealogía de la virtud femenina de quedarse quietas en espera de  ser repartidas junto las tierras, el ganado, las tinajas y el vino, habiendo creado durante miles de años un instinto para la sumisión, el servilismo, y la incapacidad   de amistad que hoy en día sigue caracterizando el sentimiento femenino .

 

A la luz de estas miserias y las que están por llegar ,un viejo poeta ciego  y amarillento acompañado de una mujer  de mediana edad algo encorvada han entrado  en la biblioteca para dar una charla sobre la mujer.

Sin darse cuenta ( creo) me ha dado con el bastón.

Señor Marx tenga cuidado le ha dado a un señor- le ha dicho la mujer susurrando casi avergonzada.

¿ Le he hecho daño señorita?- me ha preguntado con su voz grave y cavernosa.

No, no, tranquilo, estoy acostumbrado a la policía- le he respondido con dolor en la espinilla.

Parece usted buena persona ¿ por donde ha andado?- con una acento amigable de hombre docto de mundo al que no se le puede engañar me ha preguntado con una sonrisa en los labios .

Yo le he recitado mi curriculum con orgullo de delincuente.

La modelo, carabanchel, picassent....

¿ motivos políticos supongo.... de un hombre que está en una biblioteca no se puede esperar otra cosa? Su pregunta suscitaba  un gran interés por su parte, arrugando la frente  con sus ojos de estatuas siempre en blanco.

Participación en  Revueltas, escritos, ensayos, obras de teatros, vídeos absurdos, ir con anarquistas, hasta con putas he estado, una vida de miserable, de artista, casi de mujer don Marx- conforme le hablaba he notado como le resbalaban las lágrimas al responder.

No te avergüences de tus delitos hija mía , el culpable es este país  atrasado y el patriarcado.

Gracias don Marx.  En este país de oraciones, hipocresía y cánticos, a veces uno no sabe que camino seguir. Es un país  de apologéticos de ideas estúpidas, y entre los estúpidos más grandes se encuentran muchos de la izquierda modernista o progresistas.

Don Marx ha declamado con sus ojos de Homero:

Abajo los maestros y los boticarios, todos son de la escuela  progresista o socialista.

Mueran, mueran en las llamas- he acompañado  gritando yo.

Mientras tanto  la bibliotecaria Enriqueta ha bajado pidiendo silencio.

Por favor Don Marx,  es usted nuestro amado  poeta, la alcaldesa socialista  está al llegar con un ramo de flores en la cabeza ¿ qué pensará si escucha semejante barbarie inquisitorial?

 

Y tu angelillo, compórtate y no alborotes junto al poeta.

 

Don Marx con bastón en alto y su voz grave  presa de una fuerte agitación espiritual de corte gótica ha empezado a exordar:

Somos mujeres de una nueva secta diferente que va alumbrar una nueva raza hispánica.

!Ahora nos toca a nosotras!

¿ No dicen que somos unos marimachos ? Que lo vean y sus ojos se inquieten.

Yo no he podido más que corear:

eso, eso , unos marimachos  de tomo y lomo que venimos a acabar con la sensibilidad manipulada y mojigata de la mujer. Ya pueden correr los hombres y ellas.

Abajo el amor

viva la guerra

 y el parto sin dolor.

 

Por la puerta ha entrado una chica  de izquierda unida gritando como un ruiseñor alegre y jovial ante nosotros  :

Ha salido el nuevo número de mundo obrero compañeras.

 Don Marx ¿ quiere que sea sus ojos y se lo lea?

Lee por favor- como un muelle erguido y apostado sobre su bastón intentando parecer una mujer, don Marx  con actitud  de escuchar.

Silencio en la entrada de la biblioteca,  las estudiantes pasan pensando en sus problemas, el triunfo laboral frente al triunfo electoral,  lo hacen de puntillas por la participación social.

Marisol empieza a leer el manifiesto:

 

“¡Ahora nos toca a nosotras! Manifiesto del PCE 8 de marzo

Este 8 de marzo desde el PCE celebramos la pérdida de la mayoría absoluta del PP tras los resultados de las Elecciones Generales del pasado 20 de diciembre.

Exigimos a la nueva mayoría parlamentaria que se comprometa a derogar leyes que atentan contra la vida de las mujeres”

 

 

Las palabras van resbalando como la cera de una vela que ilumina   una frágil llama sobre el cambio electoral, la escena se va apagando lentamente como el cambio en este país.

Mohammed angelillo de Uixó.

Comentarios1

  • LUIS.RO

    Bien Angelillo bien; saque a la luz las ideas y revuelva, que la maraña también la hizo Dios; además puede ser frondosa y nítida. Saludos amigo

    • angelillo201

      así vamos, tirando por el laberinto de Ariadna, cada vez más perdido ¿ quizás sea Dios quién nos guía?



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.