jes gandon

Dulce casualidad.

Te conocí, por casualidad.

Ahora al seguir conociéndote, 

quiero seguir viéndote. 

Sintiendo tu mirar en mí,

cuando nadie nos observa.

 

Buscandonos aun sin saber, 

que ambas nos hayamos,

en busca y captura de las miradas,

furtivas. 

 

 Esas miradas, 

que solo nosotras, 

entendemos.

 

Una conexión, con temblores,

al verte.

¿Será la, excitacion?

¿Serán los nervios?

Esas mariposas en mi estómago. 

 

Una sonrisa, en forma de,

entusiasmo.

Risa en forma de espejo.

Nervios,

los que creas cuando tus pupilas,

se clavan en las mías. 

 

Querías poesía.

Yo soy tu poeta,

y tú,

la musa de mi prosa.

 

Hoy quiero recitar, nada más verte.

Hoy, mañana y pasado.

Mi prosa será para la reina,

de la poesía. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.