alfonsoarte

EL NIÑO AQUEL

Un triste panorama he presenciado

que rompe del silencio los esquemas,

se trata de aquel niño abandonado

que acostumbra a dormir en las aceras.

Clara está la mañana y hace frío

de pronto se despierta y me desvela

sin embargo en mi mente no he podido

aceptar esta imagen lastimera.

Revestido de harapos y de penas

encamina sus pasos por el mundo,

él tiene un corazón de vagabundo

y es también un producto del sistema.

Se nota en su mirada la inocencia

y en la voz un acento prematuro

habla de su confianza en el futuro

y de la realidad en su existencia.

Es hora de velar por los que sienten

la ausencia de una fuerza protectora

que ayude a esta niñez conmovedora

en su afán de vivir decentemente.

Comentarios1

  • 40

    Un excelente poema no sólo para disfrutar leyendo, sino para hacer reflexión.
    Un gran saludo y un placer leerle!

    • alfonsoarte

      Gracias por leerme y por emitir tu valioso comentario...
      Un fraternal saludo para ti, amigo 40.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.