Pablo Humberto

He vuelto a tu olvido.

Recordate, no es más que una duna, que ya visité, que ya me perdí.

Que ya no es el insomnio de mis noches, el desvelo de mis tardes.

Tan ansíosamente esperando el ocaso...

Ya para qué nadar más, sí ya estoy sumergido.

Cada día dejas de ser la dueña de mi melancolía.

En tu vientre está plasmado mi dolor.No habrá hombre que lo exilie.

Por qué las manos de aquel muchacho no ansían nada.

Y siempre mira con los mismo ojos.

...Y en mi pecho poco a poco se apaga tu olvido.

Aunque siempre serás un recuerdo fugaz, y eso siempre será inmortal.

Volver a perderme, volver a vagar en ti.Quizás ya no tiene sentido, ya no...

Ahora solo eres un consuelo, por que ya no siento tu cariño.

Aún así hay algo que nos llama...

¿No entiendo por qué te haces la sorda?

¿Cómo no puedes escuchar eso?

Si tus gémidos has sido los culpables de mis noches de insomnio...

¿Por qué no esuchas mi voz de llanto? Y vuelves a ese mar complíce de nuestro amor.

 

 

Comentarios1

  • Soy Azul

    Amor que insiste, lindo poema.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.