Jose Luis Posa Lozano

TAHUR DE MEDIO PELO




Has salido aullando como un chacal vencido,
has huido arrastrando la panza por los suelos,
sin mirarme a la cara, sin mirarte al espejo
y una lágrima se ha escapado de mis ojos.
Pero no saques pecho que por ti no he llorado
si no por lo que fuiste y aún te crees que eres.


Llegué a quererte un poco, lo confieso,
te entregué unas fichas del casino
para jugar conmigo y las perdiste,
apostándolo todo en otras mesas.


¡Mal te ha ido, tahúr de medio pelo!
Para ganar hay que tener redaños
y por tener, no tienes ni coraje,
ni dignidad ni hombría ni badajo.


Revuélcate con tus perras descastadas
que se pondrán gustosas panza arriba
y moverán el trasero agradecidas.
Mas no busques mujer que te soporte.
Fornica con tu harén de zorras viejas
y no te acerques que volveré a morderte,
a restregarte mi odio y mi desprecio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.