Fabricio Strain

Bajo la manga

Tú, as entrado en mi corazón
bajo la manga..
Qué acecho de mi boca
hasta al fin poder besarte…
Tuvieron que sufrir mis ilusiones en redadas
que organizaron las tristezas.
Con vertido de llanto cada día
mis horas se anegaron por tu olvido.
Pero luego llegaron tus ternuras…
Las que asen todo con amor tan puro…
Mas también por eso como medas de miedo
en mis horas se acumulan
cuando… pasan y pasan y no vienes
trayéndome tus bienes…

Oh, hermosa criatura:
mata esta vida sin iones;
dame paz y amnesia con tus manos…
Que exista únicamente tu amor sabio;
endúlzame la boca con melones…

A mi canción le suda la garganta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.