abraxas

25 primaveras

Si muero a los veinticinco
Dame linda tierra bajo el sol
Prométeme plantar una semilla en mi corazón
Te jurare un árbol y flores desde mi boca abierta

Si llueve alégrate y ríe
Seguiré creciendo por siempre, grácil y firme

Cuando el sol no de respiro
Bebe de mi fresca sombra y lee un dulce libro

Y si aún no encuentras alivio
Elige un árbol nuevo, tal vez una flor: ¡un lirio!
¡Una orquídea o un clavel!

Plántate a mi lado
Mujer de agua, oh mujer
No imaginas lo hermoso que se siente volver



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.