Carlos Roman Ramirez

PROPONGO......

que una lluviosa tarde de estas

tan parecidas a las tuyas y mías

te acomodes en el mullido sofá

del recuerdo si no lo has deshechado,

prepares del buen café que sabes

y me invites a compartir nuestras memorias.

LLevaré un par de discos de los boleros

aquellos para entusiasmar al viejo

fonógrafo si aún funciona

y de aquel vino Merlot que todavía guardo.

Encierra al gato de angora que te regaló

tu otro antiguo amor para que no te distraiga

ni me arañe en esta ocasión tal vez

sutra, tal vez recomienzo, tal vez enero.

Propongo que vistas una bata de percal

azul como aquella de antaño

y de nuevo aprisiones tu pelo volandero

con un lazo del negro de tus ojos,

de ese negro volcánico que te habita.

No maquilles tu piel auténtica, sólo ilumina

tus labios del pálido matiz que tanto besé......

no te maquilles, aunque tiempo va tu naturalidad

será suficiente evocación de lo inolvidable.

Deja abierta la ventana, tal vez

la rumorosa lluvia de ayer, el café,

la música, el vino y nuestros versos

conformen otras proposiciones......

¡ah! me olvidaba, por favor,

el lazo no lo anudes demasiado.

 

                      noviembre 2015



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.