puchelar1

SÍ NACÍ TENDRÉ MORIR Y HAIKÚS

Todo en la vida se aprende 

a fuerza de tropezar

haber quien es el valiente 

que aprende sin tropezar

habiendo en el camino

tantas piedras que esquivar.

 

Sí nací tendré que morir

eso me dicen que es vivir

todo se acaba pronto lo aprendí

y tuve en la vida que decidir.

 

Sí de esta agua no bebo

sí aquella la dejo

sí en la fuente no aparezco

quien me dice si el caño es el acertado.

 

No sabes cuando vas acertar

hasta que lo intentas 

no sabes como saldrá

pero no hay que dejar de intentar

porque la vida pronto se escapa.

 

            haikús

 

Un silencio

es un tierno momento

de tranquilidad.

 

las campanas 

en mayo suenan 

mas temprano.

 

Tengo pendiente 

contigo una mirada

larga y sencilla.

 

Miro tu blusa

ganas me entran

de desabrocharla.

 

Subo tu cumbre

llego hasta tu monte

entro sin llamar.

 

Llorando las palabras

el viento arranca las hojas

de un libro olvidado.

 

Las pagínas vuelan 

y no son gaviotas

son historias cercanas.

 

Entre tus montañas

deje presente mis huellas

de dedos y besos.

 

Me emborracho

con tu boca licor

que me devora.

 

Anoche te mía

cuando amanecía

te fuiste de la vera mía.

       puchelar.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.