David Sin

Los despachos de zapatos

Los zapatos van cantando

gestas que van sobre un sueño

y los pies que lo calzaron

 no reconocen su dueño

 

Ya no se acuerdan

De donde vienen

Ni por donde van

 

Su tela se rompe,

su cuerda no está

y el dueño que calza

Caminando no va

 

Y los niños que lo hicieron

Pensando están:

"Que corta es la vida

De un zapato actual

Y que larga es la cadena

Que los hace caminar"

 

El poeta que esto escribe

Pensando está:

"¿Donde ha ido el niño

Con su yunta?

¿Donde ha ido el capital?

El despacho sigue quieto

Pero el infante sigue mal"



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.