Aliciacarolinag

Lira I 08/04/2015 02:16am

Llevo conmigo los días interminables

que pase contigo y sonrió, 

desprendiendo de mi boca,

de la voz deleita una profunda vena.

 

A ti árbol luminoso que enternece 

no alejes nunca tu luz perenne

de esta maquina que escucha 

latidos incomparables antes cual

no percibía en otro tiempo.

 

Por ello usted razón de existencia,

Dios mio líder supremo de mi valentía 

desprendiendo vida cuando por razones

de alguna alevosía 

ya no la quería

usted sin no mas remediar,

me dio vida.

 

Y todo este amor hacia usted

por ser querida.

Comentarios1

  • Kevin Raphael

    Grato pasar a leer tus letras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.