poetryman

TARDE SIMPLE

Tarde simple, de cansancios

colgados de las agujas se los relojes

en la plaza los ancianos meditan

en el revoloteo de las palomas

y alguno que otro cuervo jurídico,

mi sangre acaso palpite

descoyuntados mis huesos

dilatadas mis venas, lunes que se quiebra

en mis huesos, mullida tarde

de un mes que agoniza

terquedad espuria, doblada magnolia

los horrores de hoy bastan,

nos quedan los de mañana, y de pasado

mañana, el molino infinito.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.