Araceli Vellber

Reina de Corazones.

 

No quiero Princesas,

que besan cuando miran a través de los espejos,

prefiero un mordisco,

no deseo una mano a mitad del camino,

prefiero recorrer el camino entero,

si yo soy el culpable de tus melancolías

y tú de mis ironías,

es porque te ganaste mi corazón,

con la pausa de tus besos,

el roce de tu piel

y el tacto de tus sueños

y cuando crucé aquellas luces de neón

empezó mi perdición

y donde estaba entonces tu corazón,

en aquel rincón buscando comprensión,

y yo pensando que en aquel inmenso mar cabíamos los dos,

pero no quería mas aguaceros,

si tiene que venir la tormenta, sacaré el paraguas para dos,

y juntos dejaremos el juego de Príncipes y Princesas

sinceramente nunca hemos creído en Reyes

y ahora ya no volverán,

prefiero la Reina de Corazones si me tiene que tocar.

Comentarios2

  • benchy43

    Romántica poesía, con estilo propio.
    Felicitaciones y abrazos.

    Ruben.

  • Francisco VV

    "No quiero Princesas,
    que besan cuando miran a través de los espejos,
    prefiero un mordisco.
    No deseo una mano a mitad del camino,
    prefiero recorrer el camino entero".

    Que versos más actuales.
    Me gustó la metáfora de dejar la mano que está a mitad de camino, con el objeto de seguir el camino entero.

    Cierto. Ya no son tiempos para jugar a los Príncipes y las Princesas,
    mas ten cuidado con la Reina de Corazones. Reinas como esa le gustan cortar cabezas.


    • Araceli Vellber

      gracias

      • el jota

        También me gusto eso de no quiero Princesas que besan a través de los espejos...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.