Kurt Dressler

HACHI

Desde hace días

ya no te tengo

y yo que te tenía

que miraba tus ojos traviesos

ésos que no sabían de cordura

porque en vos todo era locura

tu energía sin fin

tus rompernos cosas mil

Llegaste como la primavera

alegraste nuestros días

y tu presencia se nos volvió

tan natural como nuestra vida

Tan llena de vida estabas

que lo tuyo fue una venganza cruel

de los que no amaron tu alegría

Sin saber cómo ni por qué

nos dejaste

Y hoy no nos queda el consuelo tonto

de imaginarnos un cielo de perros

ni querer verte de nuevo

como cada día

a la vuelta del trabajo

Esto no es un poema

es una elegía

Porque en esta noche

y como desde hace varios días

no me sale nada

mas que tu nombre

Y así, torpes, como tus alegres saltos

salen mis palabras

Porque no quería que te fueras

pero te fuiste

y nos quedamos con esa última imagen

de vos sobre la mesa, meneando el rabo

Y yo sentirme culpable de no poder salvarte

Y el tiempo que apura

Y el tiempo que apremia

Porque todo es dinero

Y yo sin poder ...nada,

sólo acariciarte como tantas veces

Te fuiste con el cariño de cada uno de nosotros

y las lágrimas que no salen

Porque el dolor y la incredulidad son tan grandes

Y ahora descansas en el Bosque

bajo aquél árbol

donde cada día que puedo paso a visitarte

y te cuento cómo estamos

y cuánto te extrañamos

Por eso te escribo

Porque en esta noche

que no estás

quiero sentirte al lado nuestro

Salir al patio y jugar con vos

como cada día

Acariciar tu pelo marrón

devolverte tu mirada

y una vez mas jugar

y seguir jugando

Cómo haré para reemplazarte?

No hay reemplazo posible

Fuiste única y aunque quiera

ya no estás

Por eso esta noche quiero recordarte

porque mañana pasaré

como cada día a visitarte...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.