Lucy Quaglia

Sonetos

Los sonetos van saliendo

De mi mano hasta el papel,

De la cabeza al tintero,

De mi brazo al corazón,

De la carne al escritorio,

De la silla al pantalón,

Y ente emoción y cerebro,

Entre besos y querer,

Me paso el tiempo escribiendo

Sin saber si encuentro más

Masticando las canciones

Y el frío que siento acá.

 

Los ruidos me llegan todos

Y me dejan escuchar

Los abusos de  la carne

Cuando ya no veo más.

El sonido que me llega

Es bonito sin creer

Que me estoy volviendo loca,

Loca y sola sin querer

Mientras te hacés el gracioso

Para otras que te dan

Promesas que no se cumplen

Pero te llevan igual.

 

Y la luna está en el cielo

Escondida en la mitad

De una nube tan extraña

Que me vuelve a despertar

En la carpa de los campos

Del prado del más allá,

Y que ponen en el aire

El perfume de un rosal.

 

Las estrellas que andan solas

En la noche de papel,

Se acurrucan a la orilla

De algún lago de cristal

Y se van corriendo tarde

Las cosas que no se ven

Mientras los gallos de trapo

Cantan al amanecer.

Comentarios1

  • Viento de amor

    Saludos cordiales, poetisa. Es un placer disfrutar de tus letras. Que tengas un hermoso atardecer, amiga mía.
    Con el afecto de siempre

    Mallito



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.