rodulfogonzalez

SIMBAD

SIMBAD

 

Viajé contigo,

Simbad, audaz marino,

De polizón.

 

Era muy niño.

Por la inocencia lleno

De fantasías.

 

Nunca me viste.

Escondido en  tu nave

Fui marinero.

 

¡Maravilloso!

Conocí las bondades

De ignotos pueblos.

 

Dulce aventura

Que enriqueció mi vida

De campesino.

 

¡Cuánto te añoro,

Compañero infantil

Que me olvidó!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.