puchelar1

pedazos de un corazón que canta.

Mi barca y mis flores

mi caballo y mi gitana 

cubiertos de azahares

de la noche a la mañana

del aroma de mis flores.

 

Para que lo voy a negar

si bien sabes que te quiero

y no puedo un  solo día aguantar

sin verte para que lo voy a negar

si esa es la verdad y la tengo que aceptar.

 

Me contaron  que estabas enferma

que tú salud te abandono

he venido hasta tu presencia

para darte mi apoyo y calor

lo tienes que tener en cuenta

para cuando yo me muera

no quiero ser un muerto sin velar

ni la vela que se apaga sola.

 

Ana es el final de campana

por eso tiene tan buen sonido

todas tus buenas palabras.

 

Un día mas que se acaba

y ya hace mas de semana

que tu no vienes a mi cama.

 

Y a mi me sangran

las palabras de mi boca

dedicadas a tu persona.

 

Noche de dolor 

como lloraba

mis ojos cuando vi como la enterraba

el dolor me apenaba.

 

A mirarte me voy

mi virgen madre de dios

tu mirada limpia

me trae el consuelo

que necesitan estas horas.

 

Ahora reniegas

de toda mi persona

y no te acuerdas de aquellas

que tu por mi esperabas.

 

En tu puerta 

como llamaba

si no a una a otra hora

siempre era por tu persona.

 

vaya horas negras

de madrugada

son mas lentas y se vuelven puñales

si son desiertas.

            PUCHELAR 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.