simon gonzalez

¿A DONDE VAMOS?

CAMINANDO VA EL SENDERO POR DONDE EL DOLOR PASÓ

ROBANDO LOS COLORES DE LA PUERTA DE OROPEL

MOSTRANDO EL ESCONDITE DEL DESTINO POR ERROR

PARA ALCANZAR CON PREMURA EL ABRIGO DE LA HIEL

 

ABISMALES ELIPSES PREDISPONEN EL ABRAZO DEL VIVIR

COMO SI LA PALABRA IDA SE PUDIERA ENCONTRAR EN UNA TINTA

QUE VOLANDO VA INDICANDO QUE LA NADA SE QUEDÓ AQUÍ

CON LOS ESFUERZOS TIRITANTES QUE SE AFERRAN DE UNA CINTA

 

LOS CELESTES CANTOS SE HUMEDECEN CON EL FRIO

Y LA INCERTIDUMBRE DESCOLORIDA CALLA PARA NO DESFALLECER;

TINIEBLAS DE LA VOZ ESPERAN LA CAÍDA CANDOROSA DEL HASTÍO

SIN PODER PARPADEAR SUAVEMENTE SE PUEDEN CONOCER

 

LO REAL QUE SE DESNUDA FRENTE A LO TRIVIAL SIN PUDOR

NEGANDO EL CALOROSO DESPERTAR DEL TRINO DOMINANTE

PUES SOLO UNA VEZ APARECE FRENTE AL TENUE ALREDEDOR

EL ARREPENTIMIENTO VANO DEL OLVIDO IMPLACABLE.

 

Comentarios1

  • Henyer

    Felicidades Por Tu Primera Publicación...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.