Cain Wilde

Bajo el Alcohol

Di, que lo ultimo que vean mis labios sean los tuyos besando mis ojos.
Y mis pupilas dilatadas, húmedas, agonizante bañen tu sexo de mi.
Y el movimiento de mis dientes, entre tu lengua, te haga saber cuanto te deseo.
Ahora, baila en mi oscuridad, convierte mis pasos silentes en música de angeles, con tus caderas en movimiento hasme volar.
Pues, para que quiero alas que me van a quitar cuando la luna se oculte.
Mejor llévame entre tus ojos de amanecer, y no me dejes caer.
Que si lo haces me pierdo.
Cúbreme de soles negros, en tus noches de penumbra.
Hay una verdad que oculto, entre mis pies desnudos, y lleva tu nombre en silencio, marcado con labial carmín el de tus ojos en llamas.
Vuelve a mi, y golpea mis muslos con las olas entre tus piernas, como si mañana se secaran mis mares; los que llevo en mi lengua pecadora.
Dame la vida, quitamela otra vez.
Que al final este es un juego, y yo soy el perdedor.

att: un muerto.

Comentarios1

  • poetia

    Intenso. Me gustó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.