Fantasma de Nadie

Ya No Me Quieres Querer

Ya no me quieres querer
Después de haberme querido,
Ya me lanzas al olvido,
Ya no me quieres ni ver.

Queda tanto por hacer,
Déjame hacerlo... Te pido
Que no te vayas. Me he ido
Y tú no quieres volver.

Aunque me muera de pronto
No vendrás para velarme,
Te has esfumado sin penas...

Y yo, que soy el más tonto,
Me empeño en martirizarme
Y apretarme las cadenas.

Ya no me quieres callar
Cuando hablo más de la cuenta,
Cuando bebo sin mesura...

Ya no me quieres hablar
Y llegará la tormenta
Como una sombra madura

Y oscura para olvidar
Lo que mi me mente se inventa
Para que la edad futura
No duela tanto, ¡Por Dios

Que se me seque este llanto
Que no reprimo el espanto
Al que me llevó tu adiós!

Recuerdo la tarde nuestra,
El negro de tu mirada...
Y llevo en los ojos... Nada
Y llevo nada en la diestra.

Nada a ambos lados y nada
Se me presenta en los viajes
Que hago al fondo de mi mente.

Volverá la madrugada
Y volverán tus mensajes
Como una espada candente
Que me atraviese la espalda...

Porque por tu culpa todo
Se me revuelve en el lodo
Y siguiéndote la falda
Tengo el corazón gritando

Y arrastrándose en la tierra
Como lo hacen las lombrices
Y susurrando y llorando.

Ahora que todo se cierra
Menos estas cicatrices
Y la pena que me habita
No para de echar raíces

He comprendido que el cielo
Ya no está en tí y que me quita
Lo que nunca te dí. Ahora

Me doy cuenta de que el velo
Que me tapaba la Aurora
Era tu piel criptonita
De acíbar y terciopelo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.