mario mena mena

Siento

Siento que la idea se anuncia suave

en una especie de aleteo de mariposa

que uno sólo fotografía o dibuja rápido

antes que se deshaga o se esconda.

 

Es más preciso que una premonición

porque cuando viene y cuando llega

la siento en mi y en donde estoy

envolviendo todo, transparente.

 

Entonces uno afina el oído y el ojo

porque hay que ver y oír al mismo tiempo

algo que está adentro y fuera de mi mismo

que me hace sentir sabio, pintor y bueno.

 

Y uno siente que vive en un país luminoso

un apacible territorio con rezos de pincel

y música de cinceles extrayendo figuras

del fondo de las maderas y la piedra.

 

Sólo que a quien uno tiene es a ella

una dulce sensación de amor por todo

una experiencia de sentirse un santo

envuelto en la música de sus palabras.

 

Sintiendo el susurro de su voz de viento

en medio de una serenata de mil idiomas

cantando de amor, de esperanza y paz

Su lenguaje está hecho de algodones.

 

Sí, uno sabe cuando viene, la percibe

que nos pide que le demos un tiempo

para verla bailar en la pista del silencio

y escribir su canto fino dulce y sabio.

 

Se que es la poesía, palabra celestial

mezcla de oración, trabajo y arte

forma para ver bajo la piel de las cosas

alto y profundo a la vez, como un salmo.

 

Comentarios2

  • Poemas de Pepita Fernández

    Escribes con muy bello lenguaje poético, te felicito.
    Un poema precioso.
    Un abrazo, compañero de letras

  • mario mena mena

    Te envío mi saludo, y mi agradecimiento por la lectura a mi poema.
    Es muy bonito cuando el poema encuentra un lector(a); es esa fusión o unidad que se busca con la poesía.
    Se crea una expresión del alma, con una intensión y una fuerza y colorido de vida con la finalidad de hallar cobijo en la lectura de otra alma.
    Eso es muy emocionante y bello.
    Y, más aún que la persona exprese tan finos y generoso criterio como el que hacés.
    Así que, un abrazo, y muchas gracias, por tomarte tu tiempo para la lectura y tu comentario.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.