Zoraya Rodríguez (Águila de Luz)

**~Suave como la Seda~**

**~**

Y son tus manos como nubes,

tan suave como la seda,

que acarician mi piel en un leve suspiro,

y, es el ánimo que me da la calma,

cuando respiro el aroma de tu aliento,

y me llevas por una senda donde el camino no tiene fin,

y el final es la muerte,

cuando quedaría con dolor sin ti,

pero, es la fuerza que me ayuda a vivir,

cuando más temo perderte,

y recuerdo más tus manos suaves como la seda,

que me acostumbraron a tocar lo abstracto,

de lo invisible de tus besos por mi piel,

y avisto la censura de la sensualidad del tacto de tu boca,

y me llevas al infierno donde el cielo es protección,

y caigo en un precipicio donde auspicio el deseo de la pasión,

y al andar se hace angosto por las curvas de tu cuerpo,

y gano al ganar por enloquecer la tentación de tus besos,

y son tus huesos los que me hacen delirar,

y en silencio tengo la paz del sosiego de tu beso.

**~**

Comentarios1

  • María

    Qué exquisita forma de contar esos momentos intensos y felices. Un gusto leerte, Emy.

    Saluditos,

    Meri.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.