Rafael Parra Barrios

Febrero

I

Febrero corre que corre

para alcanzar el díscolo porvenir,

que se aleja en el horizonte.

tras un final sin sufrir.

 

II

Febrero con las agujas del reloj

marcando las horas.

 

Febrero aquí fluía 

y el futuro ya, se sentía.

III

Olas iban y venían,

el crepúsculo se asomaba,

anunciaba el atardecer 

y poco después el anochecer. 

 IV

El porvenir durdió largamente

y febrero lo alcanzó.

Se amaron!

Al amanecer, despertaron!

 

V

Un ciclo cerrado

y otro comenzado.

La Virgen María bendijo

a los enamorados.

 


 
 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.