franklin blanco

Aunque te digan mil cosas.


AVISO DE AUSENCIA DE franklin blanco
A todas aquellas personas que en algún momento leyeron alguno de mis poemas, mis más sinceras palabras de agradecimiento. Por ahora y por un lapso de tiempo indefinido, abandono este muro que tan gratos recuerdos me trae. Queridos amigos y poetas del mundo, con todo respeto me despido de ustedes con mis mejores deseos, rogándole a Dios que les colme de paz, amor, poesía y bendiciones.

En una noche preciosa

rezaba, mi letanía;

y una cigarra llorosa

hilaba, una melodía.

 

Los cocuyos en el patio

con su candil relucían,

para espantar sus temores

huyeron, al campo un día.

 

Sobre la fronda verdosa

una llovizna caía,

tornándose más copiosa

mientras el tiempo corría.

 

Sueño que tu boca ansiosa

se posa, sobre la mía;

y entre mis manos callosas

leerte, mi poesía.

 

Tu cabellera sedosa

está de rosa vestía,

y en el añil de tus ojos

con gusto, me perdería.

 

Están teñidos de rojo

los soles, del mediodía;

para formar un manojo

de penas, con alegrías.

 

Aunque te digan mil cosas

por tí, mi amor moriría;

y mis llaves herrumbrosas

tu corazón, abriría. 

 

Franklin Joel Blanco Aparicio.

Villa de Todos los Santos de Calabozo.

Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • Marah

    Hay calidad y belleza en tu poesía amigo, sigue así que vas muy bien. Saludos cordiales

    • franklin blanco

      Estimada amiga; estos hermosos comentarios son los que nos hacen sentir cada día más comprometidos y enamorados de la poesía, gracias.

    • mario mena mena

      Algunos tenemos el sentimiento, unos trazos de intuición nos envuelven, danzando en filosofía de la vida, del momento, de la muerte, de Dios y el fin de nuestros días; entonces buscamos cómo sacar las correntadas que nos bajan, ríos abajo en el alma, y tratamos de decir palabras que quisiéramos que sea poesía.
      Otros, dicen poco, dicen breve, y su pincel pinta universos, y activas miles de melodías, danzas, risas y alegrías.
      Están los que parecen, los que deseáramos serlo, y están los que son verdaderamente poetas. Eso es usted señor.
      Haga el libro - si no lo hizo ya- y publique, que los conozcan primero los muchachos y muchachas que las van a entender y gozar de inmediato. Yo le compro, y los reparto por aquí entre mis amigos.

      Mis respetos.

      • franklin blanco

        Estimado Mario Mena, hoy he tenido la oportunidad de leer todos los comentarios que muy gentilmente ha hecho usted a mis poemas, y quiero agradecerle por haberse tomado el tiempo necesario para leerlos y comentarlos. Son sus palabras las que cada día nos llenan de fe y esperanza en la persecución de un mundo mejor. Un abrazo cordial.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.