Uli Alemán

A la deriva

Mar de incertidumbre en que navego

sin timon, ni timonel

sin mas estrellas que tus ojos, 

sin mas sol que tu sonrisa.

 

Mi corazón, es ese lastre 

que se hunde en las desconocidas aguas

harto, cansado y marcado con tatuajes 

de su pasado bucanero, 

anclando mi velero, mi instinto aventurero

me aferra a lo que no veo

y tan solo siento 

 

Tu voz... 

ese canto de sirena que me gobierna, 

con tan solo pedir yo obedezco,

con una palabra me alejo,

por unas palabras me acerco

 

Eres la Luna cuando pasas frente a mi

los sentimientos se elevan cual marea,

pero no fluyen las palabras

no saben que decir.

 

No te conozco lo se, ni tu a mi,

quizás busco lo que no hay,

o no existe... es posible, tal ves si.

Mi brújula es tan solo este papel y esta pluma.

 

Pero como le pides a la corazonada que deje de latir,

a la idea que deje de idealizar,

a la mente que no piense en zarpar,

al alma que deje de soñar... 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.