Andrea Leon Hdez

No saben saber entender

 

No saben saber entender

que aun que la mujer de fortaleza esté llena

nunca dejará de ser vulnerable.

que sus sentimientos como pequeños alambres de púas

rodean el corazón y se preparan para asfixiarlo.

 

No saben saber entender

que la mujer desea ser tratada con dicha y calidéz

jamás han de importarle las sucias palabras que pronuncias cuando mientes.

Ella sólo te quiere, te quiere ahí

callado, ruidoso, frío o extremadamente volcánico.

 

No saben saber entender

que ella te espera sin esperar nada,

ella te escucha sin oír nada,

te ama sin que le des nada.

 

No saben saber entender

que la mujer es el mejor arte

que aun que simple y bello,

el códice no ha sido descubierto.

No la saben saber entender.

No saben saber entender

que ella dedica sus mañanas, tardes y noches

a vivir en la dicha

pero prefieren tapar los ojos

así no pueda ver el atardecer.

 

No saben saber entender

ella desespera y ha agotado su energía,

busca un motor de vida

que aun que agotado está

siempre ha estado en un costado de ella.

 

No saben saber entender

que ella se rompe

cual glaciar en pleno verano.

No saben saber entender

que ella está harta,

se siente nada.

Ella llora con la fuerza que tiene

y trata de decírtelo como sólo ella sabe,

callando.

 

No saben saber entender

que ella escribe todo lo que no ha de atreverse decirte.

Ella despierta con el miedo de tu silencio a cada mañana.

Ella te escribe,

harta, asfixiada, enfurecida y con lágrimas chorreado por sus mejillas,

pero tú no has de voltear a ver.

 

No saben saber entender

que la delicadeza de una mujer se ha de dejar intacta,

que se le honra, se le ama y se le agradece,

no de sus actos,

de su vitalidad que llena de vitalidades otros moribundos.

 

No saben saber entender,

al final del día ella limpiará sus lágrimas,

pondrá sucio maquillaje en su rostro impecable

sonreirá y te dirá que te ama, otra vez.

 

 

Comentarios2

  • Aviador nocturno

    Es cierto. Hay mucha encriptación de una parte... Y, por lo general, poco entendimiento y menor comprensión de la otra.

  • gaston campano

    Aprendí a entender, con esa clase de sapiencia, ya que la mujer piensa, y obra buscando el bien, es el nido acogedor cuando se tirita de miedo, aunque ella tambien lo sienta tiene la capacidad de dar fortaleza, o cuando los nubarrones nos cieguen la vista ella aclara el paisaje para que uno lo disfrute.
    No pide nada, dando mucho ese es su pago mejor recibido Se saber que la mujer tiene el secreto de poder entender con amor.
    Un gusto leer tu trabajo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.