GuillermoO

Amor/desamor (editado)

 

Yo te alcé, te saludé,

salvándote.

Tú me dejaste apenas luz

para moverme por la tierra.

Me negaste.

Nunca fuí capaz de decírtelo.

Afuera siguió el tiempo.

 

Ahora toma esta voz apremiante

que te ofrezco,

estos instantes  que beben su embate de hielo;

sólo para que comprendas

la opresión de mis vestiduras de mendigo

empañadas en la contienda del desamor.

 

G.C.

Direc.Nac.del Derecho de autor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.