Marah

Ondina de las aguas:

Ondina de las aguas, las rocas y las flores:

tu voz concede paz, mitiga el son de un lunes,

tu ritmo en las alturas limita a los tenores

                 y das a mis quejidos diagnóstico de inmunes.

 

               Ondina, ¡oh! mi reina, son muchos tus rigores:

            hiciste mis cabellos de lirios…de zunzunes…

         Exhibo en mi relieve tu traje de colores

                 y puedo por un rato mirar mis pies impunes.

 

             Percibo en mis espaldas un suave parapeto,

             siguiéndote el zunzún se adhiere a mi persona

        y dice en mis oídos el más noble secreto:

               

     ¡Que seas tú la ninfa …yo sea la amazona!

¡Perdono su piedad, lo besa mi soneto…!

¡Mas ay, tu fuente ni olvida, ni perdona!

 

¡Es tuya la corona

por ese don divino de dar al tallo muerto

rocío, lumbre, podas…de perlas un injerto!

 

 

               

Las ondinas:  son ninfas acuáticas, mitad mujer, mitad pez.

 

Comentarios2

  • Armando Luna Pineda

    hermosa creacion con una interrogante que solo el tiempo podra descifrar, mientras el corazon sueñe habra esperanza que acariciar, felicidades un placer haber leido este bello poema, Abrazo, saludos.

    • Marah

      Gracias Arthur por tu lectura y bello comentario, saludos afectuosos

    • David Arthur

      ....Me creí la ninfa primaveral

      y las blancas mariposas nuestro

      enlace anunciaban nupcial…

      ¡Cuánto apena que no posan ya

      en tus labios al pasar!........Hermosa tristeza en tus versos Mariposil.
      Saludos de la distancia,
      David


      • Marah

        Gracias Arthur por tu lectura y bello comentario



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.