franklin blanco

Ojos tristes.


AVISO DE AUSENCIA DE franklin blanco
A todas aquellas personas que en algún momento leyeron alguno de mis poemas, mis más sinceras palabras de agradecimiento. Por ahora y por un lapso de tiempo indefinido, abandono este muro que tan gratos recuerdos me trae. Queridos amigos y poetas del mundo, con todo respeto me despido de ustedes con mis mejores deseos, rogándole a Dios que les colme de paz, amor, poesía y bendiciones.

Quiero la luz de tus ojos

para alumbrar, mi camino;

y las huellas de tus pasos

para evitar, los espinos.

Cuando me tiendes los brazos

con ese amor, tan divino;

voy anudando los lazos

que estrechan, nuestro destino.

La zarza que hirió tu mano

no hiere, mis manos de niño;

ni el horizonte lejano

podrá apartar, tu cariño.

Tu eres mi joya preciosa

yo, un errante peregrino;

si te doy mi corazón

escucharás, sus gemidos.

 

Al llegar la noche oscura

busco tu pecho afanoso,

y tu regazo asegura

que tenga sueños hermosos.

¿Será tu casta ternura?

¿Serán tus labios carnosos?

¿O la infinita frescura

del manantial de tus ojos?

Delante de Dios me inclino

buscando el numen precioso,

y que una luz de platino

baje del cielo, a tu rostro.

 

Ojos tristes de la madre

 por el sepulcro perdido,

llorando la tierra muerta

blancas las flores, del lirio.

 

Franklin Joel Blanco Aparicio.

Villa de Todos los Santos de Calabozo.

Venezuela.

 

 

 

 

Comentarios1

  • Dulce

    Mis aplausos, me gusta tu estilo fresco.

    • franklin blanco

      Gracias por lo Dulce de ese comentario.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.