Samuel Soto

Debajo.

...
...
...

!Este silencio herido
encerrado en trémulos huesos,
este inmenso silencio herido
que grita en pavorosa quietud,
este silencio herido de amor
endurecido de ausencia¡

es una agonía oscura
una carrera sangrante
hacia la profunda muerte
del deseo y el desarraigo
de tu nombre fundido en mi carne.

Yacen mis ojos en el horizonte
como dos montañas inamovibles
impasibles al látigo
de tantos que pasan y preguntan:
a este le abandonó el alma?
es poseso endemoniado del recuerdo?
solo es rezago de lo que el amor escupe
y olvida?

….pero si acuchillan mis ojos el horizonte,
el horizonte violeta y azul resplandeciente,
si mi silencio es el grito del que espera
si mi quietud es la de un muerto que clama
es por ver tu nombre levantarse como el sol
es por ver tus manos enredarse por la espesura y el espacio
es por encontrar tus propios ojos
acariciando mi alma
con aquella primera dulzura
de la que pare el fruto de un amor invencible.
...
...
...
...
...
...
...

Comentarios2

  • andres fernandez ruiz

    Me gustó y te lo premio.
    Saludos.

  • GuillermoO

    Bellísimo y encantador poema, donde el amor duele y se espera mas de él.
    Saludos
    Guillermo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.