franklin blanco

Mi mula.


AVISO DE AUSENCIA DE franklin blanco
A todas aquellas personas que en algún momento leyeron alguno de mis poemas, mis más sinceras palabras de agradecimiento. Por ahora y por un lapso de tiempo indefinido, abandono este muro que tan gratos recuerdos me trae. Queridos amigos y poetas del mundo, con todo respeto me despido de ustedes con mis mejores deseos, rogándole a Dios que les colme de paz, amor, poesía y bendiciones.

A Ernestina.

 

Esta mula, no es tan mula

tampoco es mula careta

-esa es mi potra coqueta-

bajo la luz de la luna.

 

El rubio sol zaraceño

te ha visto nacer un día,

sin saber que nos daría

un clavelito risueño.

Sin desistir en mi empeño

porque escribir, me estimula;

y aunque mi verso te adula

lo digo, sin arrogancia:

-por su gracia y elegancia-

esta mula, no es tan mula. 

 

La vida no disimula

lo tortuoso del sendero,

bajo tu paso certero

hasta mi pena recula.

Como el deber lo estipula

cuando este dolor aprieta,

mi corazón de poeta

con la voz, en un quejido;

le informa a los atrevidos:

tampoco es mula careta.

 

Traída por la fortuna

para este suelo llanero,

con ese porte altanero

y esa mirada lebruna.

Agua mansa de laguna

donde juega, la garceta;

Eduardo con vos discreta

gritando, a todos decía;

¡esa es la luz, del alma mía!

-esa es mi potra coqueta-

 

Voy a bajar una estrella

para que adornes tu cuello,

y que su lindo destello

te haga lucir mas bella.

Por haber marcado tu huella

a un corazón, en ayuna;

es la ocasión oportuna

para decirte rimando,

¡mi mula me está mirando!

bajo la luz de la luna.

 

Franklin Joel Blanco Aparicio.

Villa de Todos los Santos de Calabozo.

Venezuela.

 

 

 

Comentarios1

  • mario mena mena

    ...llega un momento que el poeta provoca el silencio del lector; porque queriendo o no ha recogido todo el universo en un puñito de versos; y ¿entonces qué más basta?, ¿qué decir ante el todo?

    ...creo que ya no me queda más que silencio, y si sigo leyendo, en el deber que toda poseía tenga lector.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.