pnca

101. RELATO

 

 

101. RELATO

 

LA PUERTA SECRETA 

 

Estando de viaje aquel fin de semana Manuel, su mujer Angie y su hijo Juan Manuel, decidieron hacer una parada antes de llegar al lugar al cual se disponían a llegar. La joven mujer le dijo a su esposo que no fuera a tomar pues estaba manejando e iban con el niño.

El joven esposo hizo caso a su esposa y mirándola a los ojos muy tiernamente le dijo que no tenía porque preocuparse. Manuel se dirigió a la caja a pagar lo que habían consumido cuando un par de hombres se acercaron a él, lo miraron y después de unos minutos uno de ellos le dijo:

."Veo que viene con su familia de paseo, si buscan donde pasarlo conozco un lugar muy acogedor el cual es realmente económico si quiere lo presento con el dueño y ¿si le interesa pueden quedarse allí?- Dijo aquel joven.

-"Muy amable, pero creo que mi mujer ya se hizo cargo de eso. De todos modos le agradezco mucho su buena intención"- Respondió Manuel.

-"No tiene porque ser prevenido, disculpe mi intromición, es muy normal que desconfíe de un completo desconocido, es solo que todos los habitantes de este pueblo somos así muy confiados y siempre estamos en pro de ayudar a los visitantes, ¿pero aun sigue en pie la oferta si le interesa?"- Volvió a decir el joven esta vez mirando hacia donde estaba su acompañante.

-"¿Bien quién es esa persona?"- Dijo Manuel.

El otro hombre se acercó y le mostró unas fotos del lugar del cual era propietario. Manuel muy emocionado buscó a su mujer y le comentó lo que le había sucedido. Ella muy precavida le dijo que era mejor que ellos buscaran hospedaje por su cuenta, pues no sabían que clase de tipos eran aquellos y además le preocupaba mucho la seguridad del niño.

-"Amor se ve que son buenos tipos, no creo que quieran hacernos daño, además el cobro del alquiler de la quinta es realmente barato. Mira el lugar es perfecto... -dijo mostrándole las fotos a su mujer y después le pregunto- ¿No es exactamente lo que buscábamos para descansar?"- Dijo Manuel a Angie.

-"Manu todo se ve perfecto,-dijo ella mirando las fotos de la quinta y después de una pausa siguió- pero no dejo de preocuparme por nuestra seguridad. Manuel no estamos solos, está Juanma, y por el debemos ser precavidos."- Respondió Angie a su esposo.

-"Lo sé, ¿pero sabes cuanto debe costar el alquiler por un par de días de una quinta así?...- le preguntó Manuel a Angie y luego hizo una pausa después volvió a decir- Se que no vamos a encontrar un lugar mejor. Entremos y hablamos con ellos, si algo no te gusta hacemos lo que tu quieras."- Le dijo Manuel a su esposa.

-"Bien Manuel hablemos con ellos y veremos..."- Dijo Angie entrando a la tienda del brazo de su marido y en la otra llevaba al niño.

 Continuará...

 

Comentarios3

  • +++++++++++

    Me va gustando esta historia y ya me dejó intrigada, estimado PNCA....me dejaste con las ganas de seguir leyendo.....bueno, espero la continuación. Un saludo fraterno. Ingrid

  • Eben79

    Interesante relato, lo sigo muy atento...
    Saludos.
    EBÉN

  • María Isiszkt

    Empece por el segundo capítulo, pero voy ligando ahora con el primero
    Ya te digo tiempo sin poder leerte, pero no te olvido, yo no leo para que me lean leo por que me gusta hacerlo
    SALUDOS



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.