Aviador nocturno

Guardo una aurora

vendrás una tarde
y mi ciruelo estará en flor
si ahora mismo el jade le gana a las inundaciones

hace tanto que me apuñaló tu primavera
corrió la sangre como un niño perdido
y me encontraron tus manos
y supe que las horas no volverían a ser

hay tanto...
que guardo una aurora
el paisaje que ha dejado la lluvia en los pájaros
atrapados en el alambre

tú vendrás
cuando las víctimas hayan cambiado de nombre
y mi corazón encontrará de nuevo
su mejor sueño por ti



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.