ka0tik.art

Todo o nada.

Me vibra la piel por dentro,
energía buscando escapatoria.

Un latigazo frío recorre mi columna, y mi torso serpentea
como en la afrodita de Praxíteles.

Busco fijar mi mente en un punto,
pero este rebota veloz en las paredes de mi cráneo,
y se cruza con otros,
y entre ellos también chocan.

Imagino mi cerebro con un salvapantallas,
intentado no colapsarse.

Versos y recuerdos,
recuerdos con versos,
versos sobre recuerdos,
recuerdos sobre besos.

Observo lo que ocurre ajena a ello.
Izquierda.
Derecha.
Partido de tenis ante mis ojos,
aunque creo que se rompió la red.

Quizá en algún momento
hubo un orden.
No lo sé.
Pero ahora no hay nada,
o no hay todo,
o nada es todo
y todo es nada ya.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.