d.soto

al final me salvaste tu, señor jesus

yo que iba en el claustro de mi vida

arrastrando mis grilletes y cadenas

asiendo de mi el dolor amargo

me sentía encajonado y sin salida

me sentía  con el alma hecho pedazos

asiendo me  heridas,

preguntándome,

¿a donde estabas?

 

he llorado tantas beses en un rincón

llenandome de locura y confusion

buscando respuestas sin contestación

y de tantas veces,

que he  decido perderme yo

pensado que tu , no me contestabas

 

al final tu fuisteis quien me salvo

quien de mi cautiverio me saco

dandome mi paz y mi calma

Señor Jesús, como no querer tu luz

como no amar tu cruz

si de alegría se goza mi alma

 

al final  tu fuisteis quien me salvo

que de las sombras me saco

dandome  mi paz y mi calma

Señor Jesús, como no querer tu luz 

al final llegasteis tu

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.