RODRIGUEZ NUEZ

Abri los ojos un dia

Flotando en un letargo de monotonia

estaba mi vida,

siempre anduve con los ojos

muy curiosos queriendo descubrir formas,

para una vez vistas olvidarlas despues de un rato,

a cuantas texturas no pude desentrañarles

el alma por tener muerto el tacto,

y cuantos kilometros de melancolia

camine hasta encontrarme con tus pasos,

de pronto, abri los ojos un dia,

y estabas a mi lado,

entera, eras tu hecha materia,

no eras de aire ni de sueños,

eras solida,

de carne y de huesos,

de manera milagrosa

mis manos resucitaron

cuando te acariciaron el cuerpo,

no era un delirio,

quemabas,

quemabas como si tuvieras

un sol explotandote por dentro,,

yo que busque la alegria en 

en las complejas cosas del mundo

jamas me hubiera imaginado,

que toda mi dicha

la tenias guardada en tus brazos.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.