Ornella Borbor

Una historia sin fin

Y después de tanto tiempo de debilidad pude ver lo fuerte que llegué a ser,

a veces dura conmigo misma; pero todo esto me trajo hasta aquí, justo dondedebería estar, ya sin arrepentimientos,

Feliz de la mujer en la que me he convertido. Cuando miré atrás por ultima vez sentí como todo aquello que amé poco a poco

quedaba atrás y es que lo vivido ni el mismo tiempo me lo puede quitar. Un camino duro pero seguro, una historia con principio pero sin fin 

 

 

ORNELLA 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.