Enrico Sanguinetti

El diálogo

Somos mortales, que

en la intimidad del diálogo

cargamos demasiado peso

por causa de la dualidad

de las cosas y de dios    

 

Consecuentemente perfectos

nos preguntamos por las 

diferencias que nos igualan

y en esa simétrica relación humana

divina por definición superior

perdemos el miedo a la ruptura  

 

Tarea interminable

presencia fragmentaria

obra necesaria, búsqueda 

por la comprensión mediadora

que nos salvará de los cobardes



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.