damarys rodriguez

Corazón Toxico

Como arde el estómago cuando en el vive el odio,

pero mas arde una herida cuando la lastiman.

No se puede vivir con el alma envenado.

No se puede vivir con un corazón tóxico.

Duele el ácido que se siente dentro y que recorre las venas,

y aun duele mas que quien lo provoca,

dijo alguna vez jamás lastimaría al corazón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.