christianborbolla

Fantasmas de la infancia

Los fantasmas de la infancia no son tan malos,

ni los primeros amores son tan buenos,

puede que siempre te trataran a palos,

pero siempre hay que salir cuando vienen truenos.

 

Hay que conseguir salir sin ser distante,

y a veces parar a mirar todo el trayecto,

si te fijas en una meta tira adelante,

y al final verás como todo sale perfecto.

 

Todo se consigue con constancia,

levantarse cada día con ansia de mundo,

nunca te preocupes por la distancia,

solo preocúpate de vivir cada segundo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.