malcocosta25@gmail.com

Ausencia



Ausencia

Silencio,
deja que se vuelvan polvo
las palabras
calla,
no digas nada
calla, calladamente
asoma en ti lo indiferente
apaga la llama que se enciende
en mi alma desolada.

Márchate al atardecer
cuando no te vea
márchate lentamente
márchate, sin un adiós inclemente,
dejas la penumbra de tu ausencia
dejas el amargo que mis labios sienten
dejas el vacio de tu presencia
y los filos de tu daga
que hondamente hienden,
llévate tu sombra
llévate tus ecos
oculta tu rostro
y apura tu regreso.

Márchate,
no dejes nada
solo tu recuerdo
en las frías madrugadas
cuando solo en el lecho
recuerde tus miradas

Márchate,
con tu equipaje
en el te llevas también
mis lagrimas en cristales,
una a una
fueron brotando
una a una
te vas llevando,
se van contigo mis sueños
en hilachas convertidos
me dejas los desvelos
y los pasos perdidos.

Ahora solo soy
la sombra de tu recuerdo
ahora solo somos
la separada distancia
dispersos fragmentos
dispersa fragancia
separadas moradas
destellos sin luz
polvos de la nada.

No se
si vuelva a verte
o
el tiempo nos alcanza
no quise detenerte
no quise me olvidaras
no se a donde has ido
de ti no se nada.

Mis brazos
aún recuerdan
cuando estrecharon
tu adiós
vuelve,
escucha mi voz
que aún aquí te espera
lo que no te llevaste
mi soledad que te anhela
los sueños que dejaste.
  MALCO


MANUEL LÓPEZ COSTA​
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.​



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.