Juan Carlos Delgado

“Cada Mañana”

 

 

Mirada del alma

mirada de doncella

Cuán tan dulces son

tus labios de seda.

 

Quiero entender que en mi

historia no existe jamás

mujer más bella.

 

Cautivadora es tu mirada

tierna y muy privada.

 

Quiero ser tu único sol para

entrar justo ahí por la ventana

y una luna, para así amanecer

contigo cada mañana.

 

Del Libro:  “Razones”



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.