Araceli Vellber

Soledad.

 

La soledad no es un estar solo,

es un no caber cuando hay sitio para dos o más,

si Usted quisiera,

es no llegar a abrazar tus brazos,

no tener sitio en tu cama,

no poder tocar tus manos,

ni besar tus labios,

en ocasiones es un juego al azar,

                  una mano alzada,

                  una mirada atrás,

                  una frase mal expresada.

La soledad es aquel tren  al que nunca subiste

o ese andén en el que bajaste antes de tiempo.

La soledad es gaseosa y en ocasiones agua,

es una mala lágrima,

                   o una caída de las hojas,

                   o un corazón durmiendo o parado encima de la cama,

                   o un hola y un adiós que se abrazan,

                   o la cara de mi hija Carol enfadada,

                   o una fiesta con la música baja,

                   o un muerto lavándole la cara,

               o la nube que siempre se asoma a mi ventana,

               o La Luna saliendo desnuda, sin estrellas azuladas.

La soledad, es dar pasos sin zancadas.

Dígamelo Usted, cuando decidí echarme la vida a la espalda.

Comentarios3

  • Hermes Antonio Varillas Labrador

    Exquisita forma de definir la soledad Araceli Vellber, que me permito aplaudir y elogiar, muy bien por las metáforas utilizadas, muy bien la ilación... y sin necesidad de dar grandes zancadas...
    Por el deleite al compartir tus letras, te ofrezco un humilde obsequio...

    “Glosa - A mis soledades”
    - Hermes Varillas Labrador

    Hacia mis soledades voy
    y por nada me detengo
    si caigo me levanto y sigo
    sin quejas y sin lamentos

    En paz con mi alma estoy
    es mi estímulo y aliento
    y para mis adentros digo
    de mis soledades vengo

    Porque para estar conmigo
    como sólido argumento
    me acepto tal como soy
    mi humildad es mi alimento

    Mi ambición ayer como hoy
    gracias a Dios por lo que tengo
    en mi larga travesía prosigo
    me bastan mis pensamientos

    Hacia mis soledades voy
    de mis soledades vengo
    porque para estar conmigo
    me bastan mis pensamientos.

  • kavanarudén

    Precioso amigo.
    Un placer leerte al comienzo de esta jornada.
    Leerte y meditar con tus palabras respetando este tu espacio que es tuyo, no mío y lo compartes generosamente.
    Un abrazo
    Kavi

  • liborio cantillo

    la soledad, llega y se va, siempre esta al lado esperando que le hagamos compañía,
    versos agradables y reales para definirla,
    saludos amigables



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.