Lebusla

POBRE, NO MÁS

Ni un minuto más, ni un minuto menos
ni un codo más, ni una décima menos
al acabose de este mundo, el pobre
 despojado será de la pobreza.

Tendrá valor el pobre y tendrá voz
que surgiendo un nuevo orden, quizá Dios
y nueva medalla sobre su cuello
¿será de plata? ¿ o será de cobre?
por siempre de barro fue la del pobre,

más esta vez; de oro puro y amor
que sobre su pecho se ha de colgar
en tanto un paraíso celestial
cual recompensa de mano divina
gozará, en su creencia espiritual.

Allí llanto no habrá, ni sufrirá
y donde su voz se podrá escuchar
y podrá hablar
y con traje de luz relucirá
viviendo en paz,
invisible ya no, y pobre, no más.

Dios, que todo pobre !oh! real lo vea
dejad Señor, mi Dios, que así lo crea.

Lebusla
Derechos Reservados



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.